Manifiesto

¡¡¡Oíd Guerreros la llamada de las Armas!!!


Unámonos contra la Indiferencia, la Cobardía y lo Mezquino.

Luchemos contra las Falsas Apariencias, la Hipocresía y la Soberbia.

Defendamos el Libre Pensamiento, la Diversidad, y la Belleza de lo Espontaneo.

Seamos Fuertes en las horas Débiles y Nobles en momentos de gran Poder, Respetemos el Contrincante pero siempre firmes en nuestras Convicciones.

Cabalguemos Raudos en cada Batalla en Pos de la Victoria, sin Miedo a la Derrota, ni a la Muerta, pero Pavor ante la Deshonra.

Venzamos a la Adversidad y al Infortunio y Dobleguemos al Destino con Perseverancia y Valentía.



¡Guerreros! Es hora de la Emancipación.
Que tiemble la tierra bajo nuestros pies.

¡¡¡BRAVUM!!!

¿Por que corro?

Corro por que puedo.
Corro por que quiero.
Corro, corro y corro
Y no parare de correr,
mientras mi cuerpo pueda,y yo asi lo quiera.
No corro de nada ni de nadie.
Corro hacia metas muy lejanas y dispares.
Corro en busca de sensaciones y emociones.
Corro hacia delante.
Corro en busca de la libertad.
Corro hacia la magia de lo divino.
Corro en busca de un momento poderoso
de pisada liviana, casi volando.
Corro hacia el infinito.

martes, 14 de septiembre de 2010

Triatlon Cross "Velilla del Rio Carrion"


II TRIATLÓN CROS DE PROMOCIÓN VELILLA DEL RÍO CARRIÓN


Soleada tarde en tierras palentinas con unos pocos nervios. Embutida en un mini traje de neopreno me meto cuidadosamente en el temido río Carrión. Bajo la pancarta esperamos impacientes la salida, veo movimiento y empiezo a dar brazadas torpes en las frías aguas, sólo se ven cabezas amarillas, brazos y piernas que emergen de la oscuridad. Acaricio pantorrillas y pies, tratando de avanzar con suavidad. Pasada la boya de regreso todo está más despejado, a mi lado, un tipo vestido de forma llamativa nada cual anguila hacia la orilla, es Pepe, que maliciosamente me arrincona contra las algas. De forma educada dejo paso al veterano.

Salgo feliz del agua hacia los boxes, tardo en desprenderme del neopreno y ponerme el pantalón y las zapatillas. Fijo el casco y corro con la bici hasta los jueces que me dan el visto bueno para montar. Saliendo del pueblo llego al primer desnivel e intuyo que en breve me voy a quedar sola. Patino en la gravilla dejando pasar al último rezagado. Demasiado duro para mí. Valoro la posibilidad de volver y pienso en las ganas que tenía de que este día llegara... Tiro para delante, después de una subida siempre hay una bajada (y luego más subida, claro!). Me enfrento a la segunda vuelta del circuito, ¿estoy sola con la moto escoba ?... no! los futuros campeones ya me han cogido, jo!, entre ellos Pepe. La gente de Velilla y los acompañantes animan efusivamente. Tercera vuelta, esas malditas moscas no me dejan de acosar!.

Abandono gustosa la bici y el casco en los boxes, veo correr al resto de participantes... Emprendo carrera a pasos cortos con la esperanza de que más adelante pueda alargar la zancada. Terminada mi primera vuelta soy la única participante que sigue corriendo... mis piernas no me responden pese a los ánimos que recibo. No quiero abandonar a una vuelta del final. Sólo que no puedo ir más deprisa, y ya no me queda nada. Pequeño sprint final hasta la meta donde recibo con alegría el apoyo de Pepe, Raquel, los peques, los paisanos de Velilla y de los estupendos organizadores.

1 comentario:

vidal dijo...

Doy fe de la peazo de carrera que te marcaste el sábado en Velilla, compañera!!!... Enhorabuena y sigue persiguiendo tus sueños, porque como ves, al final se cumplen!!!... Enhorabuena por esa plata!!!... Y enhorabuena también a Pepe que vaya carrera se marcó!!!... Saludos Esgalleros!!!